¿Cómo tener una buena alimentación?

Una dieta saludable ayuda a desarrollar y preservar la salud

  • Proporciona capacidades para combatir las enfermedades.
  • Evita algún tipo de cáncer.
  • Protege los huesos contra la osteoporosis.
  • Ayuda a prevenir las enfermedades del corazón.
  • Aumenta el rendimiento mental.
  • Mejora el atractivo físico.
  • El cuerpo se mantiene en forma cuando se combina una buena dieta con actividad física.
  • Combinar todas las comidas es una forma sencilla de conseguir una dieta equilibrada.

Una dieta equilibrada debe ser variada e incluir todos los nutrientes esenciales. Las comidas de la pirámide nutricional se clasifican en función del papel que van a desempeñar en el organismo, el cual está determinado por los nutrientes que contienen. 

  • El pan, los cereales, el arroz y la pasta incluyen una gran cantidad de carbohidratos, así como algunas proteínas.
  • Las frutas y verduras incluyen cantidades importantes de nutrientes y vitaminas, así como una cantidad significativa de fibra. 
  • Los productos lácteos ayudan a la formación de los tejidos corporales y reponen el desgaste de los tejidos existentes.
  • Las proteínas animales se obtienen principalmente de la carne, el pescado y los huevos. 
  • Las legumbres, las papas y los frutos secos cumplen diversas funciones que ayudan al organismo a estar en buen estado.

¿Cómo llevar una dieta equilibrada?

Una de las principales características de una dieta correcta es que todos los grupos de alimentos de la pirámide nutricional deben estar presentes en ella; además, se debe evitar en la medida de lo posible los elementos que aportan más calorías que energía, como los dulces, la comida rápida y las bebidas gaseosas.

No se estrese por las calorías; en cambio, siga estas pautas para mantener un peso saludable:

  • Todos los días consuma verduras, frutas, hortalizas y cereales.
  • Al menos dos veces por semana consuma legumbres.
  • Utilice el aceite de oliva como principal fuente de grasa en su dieta, tanto para cocinar como para aderezar.
  • Tome todos los días leche, yogurt desnatado o queso. El calcio es necesario para la mineralización de los huesos y la prevención de la osteoporosis.
  • Consuma pescado varias veces a la semana.
  • No abuse de la sal. Como sustituto puede condimentar la comida con ajo, cebolla, vinagre, limón o hierbas aromáticas.
  • El agua no engorda, así que beba aproximadamente dos litros al día.
  • Los dulces, los pasteles y la comida rápida se consumen con moderación.

Un buen día comienza con un desayuno nutritivo, continúe con un almuerzo ligero y concluya con una cena modesta tras una merienda saludable.